Internacional, Miércoles 7 de enero de 2015
La multinacional sufrió un descuido en su protección de marcas y tuvo que presentar un reclamo ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual para recuperar dos dominios claves para el mercado latinoamericano.
 
 
Pese a tener más de 125 años de experiencia, en Coca-Cola aún siguen teniendo algunas falencias a la hora de proteger su marca en la web. Tal es así que hace unas semanas debió presentar una denuncia ante la OMPI contra Ariel Fuggini, un argentino domiciliado en Capital Federal que tenía registrados los dominios coca-colalife.com y cocacolalife.com
 
Cabe destacar que el producto Coca-Cola Life fue creado en noviembre del 2013 por las plantas de Argentina y Chile de esta multinacional y que actualmente también se encuentra inserta en el mercado mexicano. Pero cuatro meses antes del lanzamiento oficial, Fuggini registró estos dos sitios.
 
Durante la investigación, el especialista de la OMPI se encontró con que durante unos meses los sitios tenían publicados carteles indicando que se encontraban a la venta y con imágenes con copyright tomadas de la página oficial coca-colalife.com.ar. Aunque al momento de la revisión, aparecía un anuncio informando: “Design Studio-Coming soon!”, intentando demostrar que simplemente se trataba de una causalidad.
 
De hecho, en su descargo el demandado sostuvo que las palabras coca, cola y life son anteriores a la fundación de la empresa gaseosa y que lo único que hizo él fue unirlas en un dominio. Además, aseguró que los nombres se utilizan de buena fe para ofertar servicios de diseño, tal como aparece en el anuncio actual. Por último remarcó que los dominios fueron registrados con anterioridad al lanzamiento de esta nueva bebida y que en ningún momento se intentó contactar con el demandante para intentar sacar un rédito económico de estos dominios.
 
Pese a esto, el especialista de la OMPI dictaminó que los dominios son confusamente similares a la marca comercial de Coca-Cola, más allá que uno de ellos no separa las palabras con un guión como sí lo hacen todos los dominios principales de la empresa. También remarcó que el demandante no tenía ningún tipo de derechos o intereses legítimos respecto al nombre de los dominios y que los estaba utilizando de mala fe, por lo que la decisión final fue ceder los dominios Coca-ColaLife.com y cocacolalife.com al demandante.
 
 
 
Fuente: DonWeb.com